Varios trabajadores de Soltra vivieron ayer una jornada muy especial durante el entrenamiento de los jugadores del Abanca Ademar, de León. Cuando el entrenamiento terminó, pudieron bajar a la pista y fotografiarse con los jugadores, que además les regalaron una camiseta firmada por todo el equipo. Un buen rato en el que charlaron con ellos, e incluso practicaron algún penalti, siempre atendiendo todas sus peticiones con una sonrisa. Un gesto que sin duda hace aún más grande a este club y destaca los valores del deporte.

Fuente / Fotos: León Noticias, Soltra
Vídeo: La Nueva Crónica

¡Compártelo!

Comparte esta publicación